No pierdas el camino

February 10, 2017 — by Liza Pompa, MD
Tags: Bajar De Peso Cambio Habitos Dieta

Has decidido cambiar tu vida, ya sea mediante un programa que incluye cirugía bariátrica o un plan nutricional integral; tu propósito es tomar las riendas de tu salud y colocarte del otro lado de los riesgos de la obesidad. ¿Pero cómo hacer para no perder el camino y reducir la ansiedad que provocan estos cambios? Toma en cuenta los siguientes  importantes consejos:

Surte tu cocina y despensa de alimentos saludables y prácticos, con anticipación puedes lavar y picar fruta y verdura, cocer frijoles o arroz integral y dejar hecha una sopa, de modo que al llegar de trabajar puedas preparar una comida o una colación rápidamente. Esta preparación previa reduce el estrés de llegar a hacer de comer, evitando que te lances sobre una bolsa de papitas o pases por un restaurante de comida rápida.

Toma agua antes, esto no sólo te ayudará a reducir tu ansiedad por comer, también evitará que te deshidrates, algo de extrema importancia para mantener la salud.

Evita comer frente a la televisión, es un hábito que sólo te lleva a comer demás pues la distracción nos hace perder noción de las cantidades que ingerimos. 

Pérdida de peso

Trata de que tus comidas siempre incluyan algo de proteína, este macronutriente te ayuda a sentir mayor saciedad, a conservar la masa muscular y contribuye a la quema de grasa; ayudando a que te mantengas en línea con tu plan alimenticio. 

Nunca te saltes el desayuno, es una manera ideal de fracasar en el intento por bajar de peso. Está comprobado que no desayunar reduce la capacidad de concentración, te hace sentir más hambre el resto del día y lleva a una eventual desaceleración del metabolismo.

Evita que tu hambre llegue demasiado lejos, una colación saludable a tiempo podrá evitar que caigas en un atraco más tarde o que tu metabolismo se desacelere por sentir que ya no recibirá alimento suficiente.

Reduce tu ingesta de carbohidratos como pasta o pan y aumenta la de verduras bajas en almidón; esto te ayudará a ahorrar calorías y a mantener estable tu nivel de azúcar en sangre; lo que reduce los antojos y ansiedad por comer. 

Duerme suficiente, es imposible controlar la ansiedad de cualquier tipo, incluyendo la de comer, si no tenemos un descanso adecuado.

Una dieta demasiado restrictiva puede llevarte a tal grado de frustración que termines lanzando todo tu esfuerzo por la borda. Si tu debilidad son los postres, compártelo con una o dos personas en tu mesa; si eres aficionada al chocolate, busca uno alto en cacao y bajo en azúcar para que puedas disfrutar de una pequeña porción de vez en cuando.

Lleva un diario de todo lo que comes, ver las cosas en blanco y negro las hace más manejables y te puede ayudar a tener más conciencia y control sobre lo que comes. 

Busca apoyo, siempre será de mayor provecho platicar con alguien cercano (o con un profesional) tus sentimientos, que buscar consuelo en un galón de helado.


Ve aquí la entrevista de la Dra. Liza María sobre este tema: https://www.youtube.com/watch?v=5o1UAXZn3r0


Los exitosos programas de LIMARP ofrecen el apoyo y la atención necesarios para que cumplas tus metas. Para una valoración sin costo llama a LIMARP Centro de Excelencia Internacional en Obesidad al (664) 686 2542 o llena una forma de contacto en www.limarp.com

Toll Free from USA (866) 585-3298